Skip to content

Aroma

28 abril 2010

De pequeño me gustaba el aliento del tabaco, el olor de las cerillas, incluso los vapores del gasóleo. Siempre me ha gustado lo que no conviene a nadie. Ahora es el aroma de pólvora recién detonada entre sangre fresca, por eso me gustas tú.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. pipermenta permalink
    29 abril 2010 12:23

    ¡Como me gusta esta forma tuya de confundir, hacer trabajar las neuronas buscando una explicación a tus entradas!
    Me encantan los textos tan cortos, capaces de contener, unas veces un sueño, otras una reflexión y en muchos casos, la simple expresión de lo que no se puede explicar y carece, a veces, de sentido. Yo, aún tengo sueños extraños, oscuros y para nada; descifrables. Unas veces los plasmo en un papel, otras se los lleva el olvido. Pero como en tu caso, hablan mucho de como somos y de aquello que nos perturba.
    Un saludo.

  2. kokichuelo permalink*
    29 abril 2010 16:17

    Siempre me quedo a medio camino entre la prosa y la poesía, o algo así. Parece que eso es nefasto para entender si tiene algún sentido, pero así me sale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: