Skip to content

Ariadnópolis

3 octubre 2010

Zona literatura: concurso “Un cuento en mi blog”

Sobre algo tan frágil como un hilo de araña, se construyó la más grande proeza arquitectónica. La ciudad entera celebraba su siglo de vida, con la actuación del más afamado funámbulo extranjero. El equilibrista cruza la avenida principal, de tejado a tejado, sobre un cable de acero. Casi al final del camino, una pequeña desagradable araña negra en el cabo del cable. Antes de llegar al tejado la pisa, retorciendo el pie. La ciudad que sus ojos abarcan se parte en varias hebras de seda al viento.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. 4 octubre 2010 7:30

    Hermoso e inquietante micro. No se debe aplastar lo que te sostiene.
    Salut

  2. 4 octubre 2010 11:14

    Gracias por la visita. Sí, los insectos son más útiles de lo que pensamos y cualquier civilización se sostiene con muy poco.

  3. 4 octubre 2010 20:05

    Un perfecto y contundente relato que puede ampliarse en varias líneas metafóricas sobre todo, para mí, en el menosprecio e inconsciencia que se suele tener sobre lo que verdaderamente nos sostiene. Saludos! (y qué grato que estés de vuelta).

  4. Explorando Lilliput permalink
    12 octubre 2010 14:08

    Muy bueno. Es tan visual y a la vez tan surrealista la imagen del funambulista y la ciudad sobre la tela de araña . Microcosmos.

  5. 13 octubre 2010 15:35

    Si hilas demasiado fino se puede romper por el medio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: